lunes, junio 20, 2005


Digamos que en esta ciudad viven unos diez millones / Unos habitan agujeros, otros habitan mansiones / Pero no hay un lugar para nosotros, mi amor / no hay un lugar para nosotrosAlguna vez tuvimos un país y nos gustaba / Todavía lo podemos encontrar en un atlas / Pero ahora, no podemos ir allá, mi amor / ahora no podemos ir alláEn la parroquia de nuestro pueblo crece un árbol viejo / Que cada primavera florece de nuevo / Pero los viejos pasaportes no florecen de nuevo, mi amor / los viejos pasaportes no florecen de nuevoEl cónsul azotó la mesa con prepotente gesto / "Si no tienen pasaportes, oficialmente están muertos” / Pero seguimos vivos, mi amor, seguimos vivosFui a un comité, me ofrecieron asiento y me escucharon / Y cortésmente me pidieron que volviera el próximo año / Pero ¿qué vamos a hacer hoy mismo, mi amor? / ¿Qué vamos a hacer hoy mismo?Fui a oír a los políticos, a un orador que argüía / "Si los recibimos aquí, nos quitarán nuestro pan de cada día” / Y hablaba de ti y de mí, mi amor, hablaba de ti y de míCreí que era un relámpago lo que atronaba sobre mí / Pero era Hitler sobre Europa, diciendo: "Deben morir” / Y pensaba en nosotros, mi amor, pensaba en nosotrosVi un perro que pasaba muy orondo y abrigado / Vi que una puerta se abría para que pasara un gato / Pero ellos no eran judíos alemanes, mi amor / ellos no eran judíos alemanesBajé a la orilla del mar y me detuve sobre el muelle / Para ver cómo nadaban en su libertad los peces / Apenas a unos cuantos metros, mi amor / apenas a unos cuantos metrosCaminé por el bosque, vi en los árboles a los pájaros / Que no tienen políticos, y cantan a su agrado / Pero no eran de la raza humana, mi amor / no eran de la raza humanaSoñé con un edificio que llega hasta el número mil / Y tenía mil ventanas y sus puertas eran mil / Y ninguna era para nosotros, mi amor ninguna era para nosotros Me paré en mitad de una explanada cuando la nieve caía / Diez mil soldados marchaban para abajo y para arriba / buscándonos a ti y a mí, mi amor, buscándonos

w. auden